El neuromarketing estudia las reacciones del cerebro ante ciertos estímulos. Dicho de otra manera, consiste en intentar “leer la mente” del consumidor. Su objetivo principal es el conocer los niveles de atención que muestran las personas ante diferentes estímulos.

Veamos un pequeño ejemplo desde la perspectiva del consumidor, es probable que en más de una ocasión hayas comprado algo, que luego si lo piensas bien no hay una explicación muy razonable y lógica, ¿cierto?, yo creo que a todos nos ha pasado alguna vez ese momento de compra compulsiva. La razón es que las compras tienen una gran motivación emocional,  y estos estímulos emocionales hacen que tomemos decisiones de compra totalmente inconscientes. Es en este punto, donde las marcas intentan vender más gracias al neuromarketing.

 

Pero os preguntaréis, ¿para qué sirve realmente el neuromarketing?, aquí tenéis unas breves características:

  • Actuar sobre la experiencia emocional y el recuerdo.
  • Experimentar con el producto / servicio / marca a través de los 5 sentidos.
  • Aumentar la experiencia del cliente y la opción de comprar, colocando imágenes y productos destacados, además de favorecerlo con los colores apropiados.
  • Conocer las necesidades y expectativas del cliente, para forjar un vínculo emocional.

 

No debemos olvidar que aquellos usuarios que se sienten identificados y vinculados a una marca, pasan de ser de consumidores a prescriptores de la misma.

Factores destacables como el olor, la música, las imágenes o los colores que caracterizan a una empresa son fundamentales para seducir al consumidor y están directamente relacionados con el neuromarketing.

You may also like

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies