Estas semanas he seguido conociendo a las Adalabers, las fantásticas chicas del equipo de Fronted. Hoy quiero que conozcáis un poco más la historia de Amanda. Esta Madrileña de treinta y poquísimos, viene del mundo de los sistemas micro-informáticos, sistemas operativos y soporte de usuario. Pero todos esos títulos me los resumió perfectamente en una frase: “vengo de cacharrear con ordenadores”.

No obstante, la historia y pasión por esta profesión, le viene de bastante atrás. Le viene de pequeña, de cuando su padre, que era un técnico de iluminación en el mundo del espectáculo, se la llevaba con él al trabajo, a teatros donde jugaba en el escenario y corría entre cables. Uno de los recuerdos que tiene de cuando empezó a trabajar fue que se miró las manos y le recordó a su padre. Y es que él siempre terminaba con las manos manchadas del trabajo. ¡Un recuerdo que guarda con mucho cariño!

 

Sobre qué hacía antes de ser Adalaber, me lo resumió en “Sobrevivir como técnico”. Además de que Ayudaba en cosillas de informática para diferentes empresas. En cuanto a cómo llegó a nosotros, bueno ya queda implícito, al ser una Adalaber. Pero me dijo que conoció a Kubide gracias a OSW, en uno de los eventos en los que coincidimos. Me dijo que gracias a Adalab conoció a muchas empresas del sector, pero lo que más llamó la atención de Amanda fue que en kubide quisiéramos dar la oportunidad a la gente aunque no posean previa experiencia. También le daba bastante respeto venir a trabajar para nosotros. Porque conocía a alguno de los del equipo, y su metodología le producía mucho respeto. Sobre su interés en trabajar con nosotros, a parte de estar nerviosa, me dijo que cuando estuvo en la entrevista, Ángel le gustó, “me dio buen feeling”. A parte se dio cuenta de que Ángel tenía algo que a muchos jefes les falta, ¡buen sentido del humor!. También le atrajo la idea de trabajar en Angular y se sorprendió de que en una empresa se apostase por darle una oportunidad aún sin previa experiencia en Frontend.

 

Ya que estaba indagando sobre su vida, no podía pasar la oportunidad de interrogarla sobre sus aficiones fuera de la programación. Y descubrí que le apasiona la lectura, y en concreto la fantasía épica. Le chifla jugar a juegos de mesa, de rol, y de ordenador (alguno de sus favoritos como WOW, heroes of the storm entre otros). En cuanto a gustos musicales, le gusta el Rock o Heavy. Pero me confesó que también le gusta música para bailar.

Por último, una de las cosas que más me gustó de Amanda, es el entusiasmo que nos muestra. ¡A parte que ya me ha advertido que ha venido para quedarse!. Y sobre lo que espera de Kubide, lo cierto es que nos ha puesto el listón bien alto, porque “quiero de aquí a 10 años venir feliz al trabajo como lo hago ahora”.

Así que: ¡bienvenida Amanda!

You may also like

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies